Ciudades para la Paz

Este 22 de enero se cumplirá un año desde que las Armas Nucleares han sido declaradas ilegales.

Este 30 de enero los colegios de todo el mundo celebran el día escolar de la Paz

.
Varios Aytos asturianos se han pronunciado en favor de que España ratifique el tratado de prohibición de armas atómicas que la ONU aprobó en 2017.

La campaña ICAN, premio Nobel de la Paz de 2017, sigue recomendando acciones concretas, algunas divulgativas, otras ejecutivas, otras de retirada de financiamiento a fondos, bancos y empresas que invierten en armamento nuclear.

Más de 14Mil armas nucleares apuntan a las ciudades y por eso desde los municipios tenemos la responsabilidad de contribuir a abolir las armas nucleares. La fuerza de la ciudadanía acabará ganando porque es el único camino posible, el otro es la destrucción.

Como afirmó el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, "las armas nucleares no son el problema de ayer. Siguen siendo la amenaza creciente de hoy. La aniquilación nuclear es sólo un malentendido o un error de cálculo [... ]”
Con el riesgo de que una guerra nuclear sea el más alto que ha sido en décadas, la única manera de avanzar es la eliminación total de las armas nucleares, como lo ordenó el TPNW.

Manifestantes en la ciudad japonesa de Nagasaki participaron de nuevo en una sentada el día de Año Nuevo y pidieron la abolición de las armas nucleares.

El sobreviviente de la bomba atómica, Tanaka Yasujiro, dijo que 2022 será un año importante. Dijo que quiere que los países no nucleares rodeen a los estados nucleares, de modo que se pueda reducir el número de ojivas nucleares. Los estados, que firmaron el tratado de la ONU que prohíbe las armas nucleares, están programados para reunirse por primera vez en marzo de 2022.

Noruega y Alemania anunciaron que asistirán a esa primera Reunión de Estados Partes como observadores, lo que los convierte en los primeros estados de la OTAN en romper la presión de los estados con armas nucleares contra el tratado #nuclearban.

En la campaña ICAN de 2021 se logró que 127 instituciones financieras dejaran de invertir en empresas que producían armas nucleares y muchas instituciones citaron la entrada en vigor del tratado #nuclearban y el riesgo de una percepción pública negativa como razones para el cambio en sus políticas de inversión.

59 estados ya han ratificado el tratado.

Al hablar de la crisis climática no podemos ignorar la amenaza nuclear y cómo estas dos amenazas existenciales están muy entrelazadas.
DESINVERTIR en empresas que se relacionan con las armas atómicas:

Las armas nucleares son armas prohibidas y controvertidas. Las armas nucleares son armas indiscriminadas. No se pueden utilizar sin causar daños civiles masivos. Por eso existe el Tratado de la ONU sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, porque no se pueden controlar los efectos de un arma nuclear dentro de las fronteras. Las instituciones financieras pueden decidir no invertir en productos que son inhumanos por diseño y están prohibidos por el derecho internacional.

Las armas nucleares violan los derechos humanos. El Comité de Derechos Humanos de la ONU encuentra que la amenaza o el uso de armas nucleares es incompatible con el respeto del derecho a la vida. El Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares está impregnado de una perspectiva humanitaria, protege los derechos de las víctimas de los ensayos y el uso de armas nucleares, y cita las normas de derechos humanos y los principios de humanidad en su preámbulo. Las armas nucleares tienen el potencial de cobrar decenas o cientos de miles de vidas instantáneamente, no pueden distinguir entre combatientes enemigos y civiles, y ponen en riesgo muchas otras vidas años después de su uso inicial como consecuencia de la exposición a la radiación. Esto convierte a las armas nucleares en una herramienta para la "privación arbitraria" de la vida, tal como lo prohíbe el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Existe un estigma asociado a la financiación de la bomba. Nadie quiere ser conocido como inversor en armas nucleares, al igual que las instituciones financieras no quieren que se le conozca como inversor en prostitución. Existen riesgos para la reputación que los inversores deben tener en cuenta.
La campaña contra las armas nucleares debe incluir una poderosa legislación sobre desinversión en destrucción.

#DontBankontheBomb #NoapuestesporlaBomba

El último informe de ICAN y PAX, ha encontrado que el número de bancos, fondos de pensiones, administradores de activos y compañías de seguros que invierten en la producción de armas nucleares ha disminuido en 2021, y muestra caídas significativas en los valores para los accionistas de las inversiones en las 25 empresas involucradas en la producción de armas nucleares en todo el mundo.

El informe se llama "Especulación peligrosa: las empresas que construyen arsenales nucleares y sus patrocinadores financieros".

Las inversiones son de 685,184 millones a disposición de 25 compañías.

Los 10 principales inversores en empresas productoras de armas nucleares tienen su sede en los Estados Unidos y representaron el 68% de la inversión privada mundial total en estos constructores de destrucción masiva.

En 2021, 127 instituciones financieras dejaron de invertir en empresas productoras de armas nucleares, valoradas en 31.000 millones de dólares.

Los productores de armas nucleares de Rusia y China se incluyeron en este informe por primera vez.

Las tendencias de inversión sostenible y ética están transformando el panorama financiero y las armas nucleares son incompatibles con la sostenibilidad o la ética. Ahora que las armas nucleares son ilegales, las instituciones financieras tienen la responsabilidad de poner fin a la financiación existente y prevenirla en el futuro.

https://app.speechifai.tech/campaign/D3F875C3-0988-4A5D-94C5-579AC3DFE78C/ready_made_post/facebook?fbclid=IwAR0Se8TIxEovz5vi-v2EmwYwuPcIfhMkxLf5Cjkg6aAClKIo7mF6jILZcZg

La Red de Alcaldes/as por la Paz celebra una Conferencia General una vez cada cuatro años. Organizada alternativamente entre Hiroshima y Nagasaki, la Conferencia General es una oportunidad para que las ciudades miembro decidan y aprueben los asuntos importantes para la organización.

La 10ª Conferencia General, se ha pospuesto dos años por la pandemia.

Ahora está programada para agosto de 2022, en conmemoración del 40 aniversario del establecimiento de la red de Alcaldes por la Paz.

166 países, 8.063 ciudades son miembros en la http://www.mayorsforpeace.org

Gijón es el único municipio asturiano (de los 397 españoles) integrante de esta red de Ciudades por la Paz. Su adscripción data de septiembre de 2005, y tras la aprobación de la moción en diciembre de 2021, se espera una mayor implicación en la campaña de desarme nuclear, esperándose que el 30 de enero los colegios de los Concejos tengan referencia específica a esta iniciativa.

¿Tal vez construyendo grullas de papel, como hiciera la niña Sadako Sasaki, afectada por las radiaciones de la Bomba?.