Organizaciones de DDhh repudian el asesinato de la Jueza  Gloria Gaona

crimenes ..de lesa Impunidad:

 

Asesinato de la jueza de Saravena,
Arauca,  que llevaba los casos de violaciones a niñas , y asesinato de niños testigos, por parte del ejército colombiano.


En Saravena, lugar más militarizado de Colombia, fueron asesinados también por el ejército tres dirigentes sindicales, mientras dormían,  sentencia posterior inhabilitó al coronel Medina por 20 años (pero no lo encarceló). Con dicho coronel se habia reunido la Delegación Asturiana al año siguiente de los asesinatos. http://www.glayiu.org/?accion=ver&tipo=noticia&id=6966  Posteriormente, el Procurador, el mismo que destituyó a la senadora Piedad Córdoba, revocó la sentencia a los militares y los absolvió..

Confesiones de paramilitares como "El Mellizo" reconocen asesinatos de muchos sindicalistas por indicación del gobernador, del alcalde y de las petroleras.

Gloria Constanza Gaona, la jueza Penal del circuito de Saravena que llevaba el caso de la violación de 2 niñas de 13 y 14 años y el homicidio de una de ellas junto a sus hermanitos de 9 y 6 años, el pasado octubre en Tame, fue asesinada en la mañana de este martes por un sicario en el municipio de Saravena en Arauca.

Humanidad Vigente y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos de Arauca, repudian y lamentan profundamente el asesinato de la Jueza y las consecuencias que este atentado Contra la vida y la justicia tendrán en el desarrollo del proceso que actualmente adelantaba la Jueza contra el Subteniente Raúl Muñoz Linares confeso violador de las 2 menores y presunto homicida de los hermanitos Jaimes Torres, en hechos sucedidos en el mes de octubre de 2010 cuando el militar comandaba la patrulla 'Buitres 2' adscrita a la Brigada Móvil No 5 del Ejército Nacional.

Humanidad Vigente, representante de las víctimas, considera que este caso evidencia la utilización de mecanismos de impunidad que se aplican en Colombia a miles de casos como éste, de graves violaciones a los derechos humanos y en especial a los derechos de los niños, niñas y adolescentes:

Maniobras dilatorias de la defensa, hostigamiento a los testigos, persecución judicial, y ahora, el asesinato de la jueza de Saravena, la doctora Gloria Constanza Gaona.

Entre esas maniobras dilatorias se encuentran la renuncia de 4 abogados en 5 meses, la solicitud de suspensión de audiencia en 2 ocasiones, la asistencia de las abogadas defensoras a la audiencia

Preparatoria sin los documentos pertinentes, la no remisión del militar a Saravena en las fechas indicadas, que buscan la libertad del único detenido por vencimiento de términos, tal como fue advertido por la jueza en su última intervención en este proceso.

En el mes de febrero Humanidad Vigente y el  Comité Permanente por la Densa de los Derechos Humanos  denunciaron nacional e internacionalmente los hostigamientos e intimidaciones de que estaban siendo objeto los potenciales testigos del caso y habitantes de la vereda Caño Camame y Caño Temblador donde ocurrieron los execrables crímenes. Ahora denunciamos este nuevo atentado contra la administración de justicia en cabeza de la Jueza Gaona quien defendió la integridad de los procesos penales que dirigía y en el caso concreto del proceso de los niños de Tame, denunció las tretas e injustificadas dilaciones con que la defensa pretendía la libertad del Subteniente Muñoz Linares.

El proceso se encuentra suspendido desde el pasado 23 de febrero, en audiencia preparatoria cuya fecha de continuación estaba fijada para el próximo 31 de marzo.

Este nuevo crimen se enmarca en la clara falta de garantías con que en Colombia se administra justicia y aún más a nivel regional en un departamento como Arauca que cuenta con el mayor nivel de militarización de todo el país.

Las investigaciones deberán dilucidar la responsabilidad directa y los móviles del asesinato de la Jueza Gaona; igualmente, es necesario que se haga un examen sobre la militarización de la vida social y su efectividad en la protección de la población araucana y en especial de los funcionarios judiciales, partes e intervinientes en los procesos judiciales, pues no se puede admitir que a plena luz del día y con alta Presencia militar y policial un sicario a pie pudiera ultimar a la jueza y salir del sector comercial sin ningún contra tiempo.

Desafortunadamente, el asesinato de la señora jueza corrobora lo que hemos denunciando: falta de garantías para ejercer los derechos a la verdad, justicia y reparación integral, lo mismo que el riesgo  que se cierne sobre las familias, de las campesinas y campesinos que colaboran con sus testimonios y los representantes de las víctimas y las organizaciones defensoras de derechos humanos, lo que impone de manera inmediata el cambio de radicación del proceso a Bogotá, para que haya una pronta y cumplida justicia.

Arauca,  22 de marzo del 2011

JUNTA DIRECTIVA CPDH-ARAUCA

Y HUMANIDAD VIGENTE